Medidas concretas para enfrentar la crisis

México y Panamá han tomado ya medidas concretas para enfrentar los efectos de la crisis mundial de precios y abasto de alimentos.

Han rebajado sustancialmente los aranceles a la importaciòn de alimentos y materias primas y han dispuesto elevadas sumas de dólares para financiar el aumento de las áreas de siembra de productos diversos.

Las medidas de reducción de aranceles alcanzan también los abonos, fungicidas e insecticidas, que constituyen uno de los componentes de costos más gravosos en la agricultura latinoamericana.

Mientras se ataca de frente, con medidas concretas, el problema del desabastecimiento alimenticio, esas naciones por igual han comenzado a adoptar precauciones frente al alza progresiva del petróleo.

En Panamá, por ejemplo, han apelado a una mezcla de gasolina con etanol, lo que revela que las naciones tienen que recurrir a toda suerte de ideas, creatividad y acciones, para amortiguar en lo posible el poderoso impacto de las alzas petroleras en sus economías.

El mundo está reaccionando con las alternativas más viables, inmediatas y eficaces, ante este nuevo reto, y es de esperar que tras la cumbre presidencial que se ha convocado para los días del 3 al 5 de junio en Roma, los gobernantes puedan ofrecer a sus pueblos un compromiso firme de encarar las cosas con soluciones concretas.

El presidente francés ha propuesto una congelación de los impuestos al valor agregado de los combustibles, a fin de disponer de excedentes de dinero para una respuesta defensiva. El presidente dominicano ha propuesto, a su vez, la creación de un fondo mundial, con estos excedentes, para preservar a las economías de un fatal colapso.

Ahora que tenemos la crisis encima, es bueno que las prioridades de inversión de las grandes potencias sean replanteadas a la luz de dos situaciones que pueden dar al traste con los pilares en que ellas sustentan su grandeza e influencia: la crisis de los alimentos que empobrecerá de golpe a más de cien millones de personas, y la de los precios del petróleo, que conmueve sus balanzas de pagos, y abre avenidas a la insatisfacción y las protestas populares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: