¿Penetra el narco en los partidos dominicanos?

Un ex-alto jefe guerrillero del desaparecido Ejército de Liberación Nacional de Colombia me dijo recientemente que los narcos, atiborrados de dinero que no saben dónde esconder, procuran desesperadamente dominar las fuentes del poder pólítico en América Latina,como una forma de garantizarse mas espacios para operar.

Desde hace mucho tiempo, esa estrategia se reflejó en Colombia con la postulación y elección de figuras vinculadas al narco al Congreso y las alcaldías de ese país y , en tanto fuese posible, con la colocación de cómplices en los estamentos judiciales y en los tribunales electorales.

Han llegado a la osadía de ayudar a candidatos presidenciales y, en uno de esos casos controversiales, se llegó a señalar a un Presidente como recipiente de millonarios recursos provenientes de esas fuentes.

Sea como sea, a partir de esas evidencias se ha generalizado la sospecha de que los narcos que operan en varios países son adictos a estas estrategias y no desdeñan ninguna posibilidad de asistir económicamente a partidos y líderes políticos, para que tengan la oportunidad de escalar el poder y, desde allí, servirles a sus propósitos.

Innumerables han sido los casos en que se han descubierto estrechos nexos de amistad y cooperación entre narcos y políticos o jueces.

Ahora recobra actualidad ese tema en la República Dominicana, luego que el candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Trajano Santana, denunciara que los narcos meten sus dineros en las campañas de algunos partidos, sin mencionarlos por sus nombres.

Tanto la Procuraduría General de la República como la Dirección General de Lucha Antidrogas y la Junta Central Electoral han solicitado la presentación de las pruebas, lo que probablemente resulte imposible a Trajano. Con toda seguridad, ningún narco reconocido como tal suscribe un cheque expresamente dirigido a un partido o candidato. Si va a ayudar, busca vias secretas para hacerlo, intentando no dejar huellas.

De todas maneras, la denuncia no deja de ser preocupante y no debería ser festinada. Aun cuando no aparezcan esas “pruebas materiales”, quedan en evidencia expresiones o reflejos del poder económico que muchos partidos exhiben en sus gastos y movilizaciones de campaña, mucho tiempo antes de que el Estado, vía Junta Central Electoral, les entregara cientos de millones de pesos como contribución oficial a sus actividades en tiempos electorales.

Investigar profundamente esa denuncia talvez resulte un ejercicio imposible. Pero ese solo hecho servirá para confirmarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: