El sueño de los negros

Los negros americanos pertenecen a la extirpe mas sufrida y atropellada en la historia de ese país. Pese a ello, no han dejado de luchar por su propio sueño, que es el de vencer la exclusión y la hostilidad racial en que han vivido a través de muchas generaciones.

Los de Sudáfrica padecieron igual estigma, pero echaron abajo el “apartheid” que los sofocaba y ahora predominan sobre los blancos, aplicándoles otro “apartheid” a la inversa. ¿Preocupa esa expectativa a los que no son negros norteamericanos ahora?

Los que siguen de cerca el proceso electoral norteamericano y observan el avance y el nivel de creciente apoyo que suscita la candidatura de Barak Obama parecen reparar mas en lo que podría significar la presencia de un Presidente negro en la Casa Blanca y en las esperanzas que podría despertar en los de su raza ese significativo mandato, que en otras consideraciones vinculadas a la suerte de la economía o al papel de gendarme mundial de la gran potencia.

Los demócratas tienen que hilar fino para que un eventual descarte de Obama como candidato no constituya el maremagnun de otra frustración negra, bajo la creencia de que a su nuevo símbolo de redención le “robaron” la oportunidad de escalar la cima del poder político, o bajo la sensación de que aún la mayoría le sigue negando el acceso a las claves y los centros desde los cuales podrían ser capaces de transformar su ominoso pasado.

El tema racial ha estado presente en la campaña y el mismo Obama se ha ocupado de expresar sus propias consideraciones como emblema de una raza maltratada y excluida. Es un proceso largo, que lleva ya varios años, más de cuarenta, animado por el martirologio de Martin Luther King y su propio “sueño”.

Candidatos negros han aspirado a la presidencia norteamericana en distintas elecciones, pero no han tenido la suerte que ahora parece acompañar a Obama, el que mejor de los suyos se ha posicionado en estas carreras.

Es legítimo que ahora la voluntad de cambiar el status histórico prevaleciente por mas de dos siglos se haga mas fuerte y decidida,, aún con todos los temores y reservas que tal posibilidad plantea. De todas maneras, se trata de un capítulo más en el anhelo de materializar un “sueño” que aún no cristaliza, pero que se percibe como mas posible y mas cerca de la realidad.

Anuncios

Una respuesta a El sueño de los negros

  1. Alex dice:

    Yo en primer lugar no le llamaria suerte el hecho de que Obama está en la posición que está en cuanto al nivel de aceptación. Yo creo que el está mucho mejor preparado que Hillary Clinton y es una verdadera lastima que la mayoria de los hispanos no piense igual, o mejor dicho que no piensen y punto.

    Una victoria de Obana no solo representa un triunfo para la raza Afroamericana (no me gusta la palabra negro) sinó también para nosotros los hispanos o cualquier otra minoria de las tantas que residen en este país.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: