Presiones contra la Suprema Corte

En una sociedad que aspira a que se respete el principio de independencia y separación de los poderes, es inadmisible todo acto de presión contra la Suprema Corte de Justicia, como acaba de ocurrir en República Dominicana.

El Foro Social Alternativo, que agrupa a sindicatos y grupos, ha marchado hacia la sede de la Suprema para exigirle que apresure un fallo sobre el recurso de inconstitucionalidad depositado por el FSA para anular las operaciones realizadas por el Gobierno con la Sun Land, por un monto de 130 millones de dólares, que ha generado una controversia en el pais.

La Suprema ha respondido que no aceptará presión para emitir el fallo y, en realidad, así debe de ser.

Si para cada recurso, no importa la naturaleza o la complejidad del problema, se permite que grupos organizados monten piquetes o realicen marchas, entonces la Suprema tendría que verse acosada a cada momento con estas presiones, lo que desvirtuaría la esencia del proyecto de institucionalización nacional, que consagra el principio de impartir justicia sin ningún género de interferencias.

En un caso como este, los jueces tienen que estudiar a fondo y con cuidado todos los elementos envueltos, las pruebas presentadas, las leyes o normas constitucionales que se reputan como violadas, así como lo que señalan los códigos y la jurisprudencia existente y sobre la base de ese conjunto de datos, emitir una sentencia.

Sea cual sea la sentencia, debe estar avalada por ese rigor jurídico. De ahí el caracter inapelable de esos fallos. Se supone que los fallos de la Suprema tienen que ser impecables, irrebatibles, porque a la vez son definitivos, salvo que existiera en el orden jurídico dominicano otra instancia superior con capacidad para revisarlos.

Los organizadores de la marcha y de los piquetes montados con alguna frecuencia frente a la sede de la SCJ no saben cuál será el veredicto. Tampoco lo sabe el resto de la sociedad.

Pero si el veredicto fuese favorable a los intereses de los manifestantes, el resto de la sociedad podría suponer con razón que no fue justo, o que fue el producto de una presión sistemática. Si el fallo es contrario a lo que persiguen los que incoaron el recurso, entonces los protestantes se verían forzados a poner en entredicho la justeza del fallo, sabrá Dios con cuáles consecuencias.

La justicia no puede estar a merced de estas presiones ni manejarse en un ambiente de acoso continuado, solo porque a un grupo sindical se le antoja.

Son numerosos y delicados los casos que llegan hasta la Suprema en procura del fallo justo. Si a cada uno de los intereses envueltos en esos litigios le parece apropiado colocarle una turba, podrían hacerlo, y entonces estaríamos debilitando y cercando a un poder que lo que mas necesita es independencia y respeto colectivo, así como confianza en sus magistrados.

Aunque vivimos en una sociedad libre en la que estas manifestaciones se permiten, no debemos dejar de advertir la imprudencia e inconveniencia de estas protestas y presiones, porque en el fondo con ellas se desacredita el debido proceso de ley y la propia independencia del poder judicial para actuar y decidir sin ningún tipo de ataduras o acosos.

Una respuesta a Presiones contra la Suprema Corte

  1. Pedro Perez dice:

    La SCJ si recibe y acepta presiones aunque directamente quizas pocos la persivan. El gobierno presiona a la SCJ cuando le quita de su presupuestos millones de pesos que se les asigna por ley mediante el presupuesto nacional. Es decir, que esta es una presion economica que ata las manos de los jueces por medio de una soga controlada por el gobierno. Si bien el FSA no hace un papel limpio debido a sus compromisos politicos directos, menos real es que nos esta haciendo un papel indirecto a nosotros como SOCIEDAD a la que si la SCJ debe y tiene que responder. La SCJ sabe que aparte de los intereses politicos el caso SUNLAND es delicado puesto que en el se confirma la constante recurrencia de violar las LEYES y la CONSITUTCION por parte del Ejecutivo. Tarde o temprano, la SCJ debera de dar la cara y espero por el bien mismo de ella que sea mas temprano que tarde puesto que la verguenza humana no solo la cargan sus responsables sino tambien sus familias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: