Las alzas estremecen las economías latinoamericanas

Las alzas de precios en una variedad de productos alimenticios y en materias primas para la industria están provocando generalizado desencanto y tensiones en América Latina.

Desde la Argentina hasta Venezuela, Panamá, México, Haití y República Dominicana y los Estados Unidos, los efectos de las escaladas del petróleo y de materias primas que se emplean en la construcción han comenzado a trastornar las economías más vulnerables.

Para hacer frente a este aluvión inflacionario, los gobiernos apelan a subsidios urgentes para defender a productores o para estabilizar precios, pero estos remedios parece que no logran surtir sus efectos de manera inmediata y satisfactoria.

En países como Argentina y Haití, como en Panamá y Dominicana, la insatisfacción se traduce o en huelgas y jornadas violentas, o en demostraciones de desencanto popular.

Los “cacerolazos“, una ilustrativa forma que tienen las amas de casa para reclamar rebajas en los alimentos, se hacen sentir por ejemplo en Argentina, pais que acaba de superar una huelga de los pequeños y medianos productores de granos y otros productos, huelga que de pronto ha tenido el efecto de reducir el nivel de popularidad que tenía la presidenta argentina.

En Venezuela se aplican cartillas para racionar la adquisición de alimentos de primera necesidad y Cuba anuncia esfuerzos para aumentar la producción agrícola, ofreciendo en arrendamiento tierras que pertenecen al Estado, con la finalidad de atraer productores que se animen a invertir y producir para el mercado local.

En Haití se han registrado varios muertos cuando las autoridades sofocaban protestas por las alzas de precios, y en Dominicana se organiza una huelga general para esta semana, con iguales propósitos, a raiz de alzas desproporcionadas en el pollo y otros productos de primera necesidad, así como en el cemento, las varillas y otros materiales de construcción, que frenan el dinámico crecimiento que venía experimentando ese sector.

Son los síntomas de una crisis que tiene su origen en las continuas alzas del barril de crudo y en los asomos de recesión en la economía estadounidense, que han tenido sus reflejos ominosos, ya, en el mundo financiero internacional y que amenaza con causar mas estragos y otras imprevisibles consecuencias económicas y políticas en el mediano plazo.

Foto: Manifestación de ahorristas argentinos contra el Corralito financiero, en la vereda de la Casa Central y Sucursal Plaza de Mayo del Banco de la Nación Argentina, Reconquista y Bartolomé Mitre, Buenos Aires, Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: