El martirio de Ingrid

Todos los testimonios coinciden en que la secuestrada ex-candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt se halla en un estado deplorable de salud. Seis años de cautiverio en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han mellado sus condiciones físicas, pero no su estoicismo para seguir luchando por su libertad y su dignidad personal.

Es una verdadera mártir viviente de la democracia, un ejemplo de resistencia y de caracter indomable frente a quienes han pretendido, con su secuestro y privación de la libertad, convertirla en una valiosa pieza de negociación para que por via del chantaje y la imposición, mas no de la razón y de la sensatez, poder lograr concesiones políticas del gobierno colombiano.

El martirologio solo ha provocado que la sociedad colombiana aumente su rechazo y repugnancia a los métodos de la narcoguerrilla, y a que importantes figuras políticas del mundo se pronuncien en favor de su liberación.

El gesto del presidente de Francia de organizar una misión humanitaria para intentar salvarla del progresivo deterioro de su salud se añade a los esfuerzos que han hecho otras personalidades, presidentes y organizaciones internacionales en esta misma dirección, lo que a su vez se traduce en una mayor presión a las FARC para que la liberen.

¿Qué sentido tiene mantener a un rehén en estas condiciones?¿Qué nivel de ganancia política procura las FARC teniendo en su poder a una mujer que está a punto de morirsele entre sus garras?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: