La defensa de la libertad de prensa no puede ser episódica

La prensa libre está sometida, día a día, a innumerables riesgos y presiones. La lucha contra esas amenazas, sin embargo, no puede ser episódica ni circunstancial. Ni tampoco convencional.

Semestre tras semestre, la Sociedad Interamericana de Prensa abre sus foros para dar un vistazo a los complejos asuntos que afectan la libertad de expresión en nuestro continente y en ellos se exponen los hechos mas recientes vinculados a esa problemática.

Pero en el interregno, entre asamblea y asamblea, es poco el esfuerzo que se articula a nivel continental para que la lucha sea mas sistemática y para que la mayoría de los medios asuma un compromiso puntual y firme en la denuncia y combate de todas las acciones multiformes que minan el ejercicio libre del periodismo.

Raras veces, por ejemplo, la prensa dominicana se hace eco y se solidariza con los demás medios latinoamericanos en cada coyuntura dificil que atraviesan. Da la impresión de que solo cuando nos atañe directamente un asunto es que reaccionamos, sin tomar en cuenta que los hechos que ocurren en otros países pueden poner a la vista tendencias peligrosas que llegan a generalizarse y hasta alcanzarnos.

Lo que nos afecta, en Dominicana, puede ser un reflejo de esas tendencias. Ya vemos cómo gran parte de los peligros nacen fuera de la esfera de los actos de un gobierno. Es decir, que provienen de fuerzas que existen en la sociedad y que tratan de silenciar o manipular a la prensa, con tal de conseguir sus espurios propósitos. El narcotráfico es una de esas fuerzas.

Muchos periodistas han sido asesinados y muchos medios atacados con el insano fin de atemorizarlos y limitarlos en su denuncia sobre sus desmanes.

Si la reacción se queda únicamente en la zona de los afectados directamente y no se generaliza al resto de los medios, parecería que a nadie le interesa la suerte de esos colegas y de esos medios. Y esta es una debilidad inaceptable. En este caso, la solidaridad debe manifestarse con el mismo vigor y denuedo aquí, allá o acullá.

En otros casos, los atropellos o desconsideraciones a un periodista o a un medio en particular parecen ajenos al resto de los colegas.Hace falta dar sentido y valor al principio de que un ataque a un medio periodístico es un ataque a los demás.

Pudieran citarse, penosamente, muchos ejemplos de casos en que el afectado es dejado solo en su lucha y en su disyuntiva, desamparado de una solidaridad que en su momento es vital y necesaria para que los autores de la agresión o de la amenaza no se sientan estimulados a descargar toda su furia y su poder contra el objetivo marcado, o con otros igualmente vulnerables.

Del informe sobre la situación de la prensa en Dominicana expuesto ante la reciente asamblea de medio año de la SIP en Caracas se recogen hechos que apenas merecieron comentarios editoriales o una reacción en conjunto de los miembros dominicanos de la SIP.

Esto es un reflejo de la insolidaridad y de la forma convencional, episódica y circunstancial en que ha caído la defensa de la libertad de expresión y de la pobreza de compromiso y la falta de acción que dan pie, a menudo, a que los enemigos se aprovechen de estas fallas para ensañarse y atacar con mas fiereza e impunidad a cualquier medio, en cualquier pais, en cualquier momento, a sabiendas de que no encontrarán al sector cohesionado ni comprometido con su innegociable causa.

2 respuestas a La defensa de la libertad de prensa no puede ser episódica

  1. wilshark_1 dice:

    es lamentable todo eso, pero pienso que los medios de comunicacion y los mismos periodistas son los culpables, ya que en vez de informar y orientar a la poblacion, prefieren venderse al mejor postor…solo se interesan por conseguir dinero, no les importa las consecuencias que puedan surgir. Son pocos los periodistas y medios que realmente ejercen con imparcialidad y objetividad…y ademas, lo que se ve en la mayoria de los medios, son comites de bases de partidos politicos, en especial los del gobierno, cuando sucede algo que podria ser trascendental para el pais como casos de la sun land, nominas cb, denuncias sobre el uso de los recursos del estado, compra de dirigentes, etc…y los medios quedan increiblemente silenciados y ninguno se atreve si quiera a decir algo que disguste al gobierno…para mi ellos (periodistas y medios) son instrumentos utilizados por grupos o sectores de poder…es lamentable pero es asi!!!

  2. WILSHARK_1

    Sin dudas, esa es la opinión generalizada que tienen las personas sobre los periodistas dominicanos, y ciertamente la fama está muy bien ganada. Yo, que he estado en las entrañas del monstruo, como dicen, agregaría un alto grado de culpabilidad a los dueños de medios por permitir y hasta aupar esas inconductas… Esa percepción es la que, unida a los avances tecnológicos, llevará a la quiebra a muchos de estos empresarios y a sus medios, o al menos a vivir doblegados ante los presidentes y gobiernos de turno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: