¿Pasó de moda el bigote?

He vivido toda mi vida, desde adolescente, con bigote. Una vez, cuando iba a emprender un nuevo programa de televisión, los productores me recomendaron que me lo quitara.

Me negué aduciendo que el bigote formaba parte de mi personalidad, que lo asumía como un sello de identidad. Y no me imaginaba verme de otra forma sin él.

Con el tiempo, el pelo negro del bigote fue atenuándose y encaneciéndose, junto con los de mi cabeza.

En estos dias tomé la decisión de quitarmelo, imponiéndome el reto de producir un cambio, no solo facial, sino de actitud frente a las novedades de la vida.

El resultado fue extraordinario, o por lo menos así me lo han hecho creer mis amistades. Cuando muchos compañeros -y hasta mis propios hijos- me vieron sin bigote dijeron: ¡Te has quitado quince años de encima! Y los elogios no paran, inflando mi vanidad.

Y reflexioné: si me lo hubieran dicho antes, de seguro que me lo hubiese quitado mas rápido que inmediatamente.

Antes se decía que un pelo del bigote era signo de seriedad y de confianza, de palabra empeñada. No sé si ahora, en medio de tanto “pragmatismo” social, tenga el mismo valor. Por lo menos, percibo que ya no se toma en cuenta para nada.

Me he preguntado si acaso el bigote pasó de moda, porque muchos de mis amigos y conocidos han dejado de tenerlo.

Sea lo que sea, confieso que ahora me siento muy bien. A mi edad, no está tan mal que uno haga algo para borrar esa proyección de vejez que ofrecen los bigotes canudos y para dar un “refresh” a mi rostro.

¿Qué opinan ustedes?

Foto: Getty 

4 respuestas a ¿Pasó de moda el bigote?

  1. Yonicruz dice:

    La verdad que, como hombre que uno es, no se fija tan fácilmente en los detalles. Uno ve en sentido general. Si una mujer no se maquilla y se arregla el pelo, uno la ve como que le falta algo. Jamás se detiene en si el carmín es muy oscuro o si la sombra verde de sus ojos no le va con el color de su piel o si ese escote es muy bajo para sus pechos ya afectados por la gravedad. En cambio, si está bien arregalada, el hombre por lo general observará que se ve bien, “no se por qué, pero se ve muy bien ella”. Las mujeres no. Las mujeres observan hacia adentro. No pierden detalle. Mirarán los aretes y a seguidas determinarán si les combina con la ropa, la cartera y los zapatos, mirarán el todo del maquillaje y determinarán hasta la marca que han usado. Es parte de la sagacidad de la mujer, de su capacidad para determinar el valor de las cosas desde la primera mirada. La última vez que le vi a usted, sentí que algo había cambiado en su rostro. Y durante nuestra conversación en más de una ocasión me pregunté qué era. Al final, cuando nos despedíamos me dije “¡el bigote, se quitó el bigote”!, pero ya no tenía tiempo para decírselo. Es como dije al principio: lo miré en sentido general y sentí que se veía mejor, pero tuve que hacer el esfuerzo para determinar qué es lo que había cambiado. Bien le ha hecho.

    Saludos.

  2. Laura E. dice:

    No pude evitar reirme con este post… Me trajo recuerdos de hace unos años. Mi papa, al igual que usted, siempre tuvo bigote y un 16 de mayo del 2000 lo llamo a la casa ( estaba durmiendo yo en casa de mi madrina) y me dice mi madre que se habia quitado el bigote lo cual nos dejo a todos atonitos pues termino luciendo muy bien y no ha querido dejarselo crecer despues de esa fecha😀. Ciertamente que lo mas divertido del asunto fue su razon para eliminar al compañero de su boca y nariz por muchos años: Ese dìa gano Hipolito Mejia como presidente :S. Abrazos, bendiciones!

  3. pulsarbeta dice:

    En realidad, pienso que el bigote, asi como lo expone ud, da cierto aire de confianza, pero en una sociedad, donde hay tantas personas, que ni siquiera cuando duermen son serias, creo que poco importa, ser lampino o exhibir un bigote silvestre.
    Lamentablemente, asi es nuestra sociedad.
    En resumen, creo que el bigote da confianza al que lo exhibe asi como quien lo observa.

    Saludos HAL.
    pb

  4. Ana Luisa Robles F dice:

    Efectivamente, en la mayoría de los casos, el bigote hace que un hombre parezca con más edad de la que realmente tiene, así que dejárselo o quitárselo depende de la imagen que quiera proyectar. Algunos jóvenes se lo dejan porque quieren parecer mayores, y muchos que ya van entrando en años se lo quitan porque quieren parecer más jóvenes. En lo personal creo que, en términos generales, el bigote sí está en desuso, e independientemente de la imagen, resulta muy recomendable afeitárselo, máxime si ya empiezan aparecer las primeras canas. Así que su decisión la considero acertada, y si ya la tomó, le aseguro que jamás se arrepentirá. Mi padre, quien siempre trajo bigote, decidió afeitárselo poco después de cumplir sus primeros cincuenta y recibió muchos comentarios, al igual que usted, en el sentido de que el cambio le favorecía enormemente. Le envío esta opinión porque me recuerda que él también dijo que no esperaba que su nueva apariencia le favoreciera tanto y que en realidad debió habérselo quitado desde mucho tiempo atrás. Ni piense en dejárselo de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: