Los otros hoyos de la pobreza

Pocos imaginan que debajo de la superficie de los barrios pobres de la capital existen !otros barrios mas pobres!.

Es lo que acontece , por ejemplo, en el caso del barrio Simón Bolívar, en la parte norte.

El barrio es atravesado por una hondonada que, medida su altura desde el suelo hasta la superficie del barrio que se ve, es de aproximadamente 150 metros.

Allá abajo coexisten miles de ciudadanos olvidados que soportan, en tiempos de lluvias, las inundaciones de la hondonada, o en tiempos normales todos los desechos que producen los que viven encima, o las consecuencias de los derrumbes de casas o tierra que se producen en los períodos mas críticos de los ciclones y tormentas.

Si bajar hasta ellos es dificil, mas lo es subir las lomas empinadas. En tales condiciones, su vida se hace mas precaria no solo porque bregan con las dificultades del terreno, sino porque no se ven “a simple vista” desde la superficie, y por eso son excluidos generalmente de los repartos humanitarios que se dan arriba o son ignorados por los políticos que hacen sus caravanas o sus recorridos a pie desde las “alturas” del barrio.

En esa hondonada no existen dispensarios médicos, ni escuelas ni nada que se parezca a una oficina de servicios al público.Conocí el caso de una señora que fue lastimada severamente por la caida de una rama durante la tormenta Noel y a tres meses del suceso no había recibido ninguna atención médica y la tenían en su casa esperando la muerte, porque ningún médico ha podido acercarse a las profundidades de este barrio.

 Junto a unos amigos, nos metimos un domingo en la tarde en esa hondonada a llevar alimentos, medicinas, ropas y otros utensilios. Pese a la fama de barrio inseguro y peligroso, donde a menudo se tirotean delincuentes con la Policía o se atacan madrigueras de drogadictos y narcotraficantes, nos dieron una bienvenida amorosa y pacífica. Nos abrazaron y nos agradecieron que nos recordásemos de ellos. Nadie fue molestado ni agredido, lo que confirma que la mayoría de las gentes que viven en esos tugurios son gente buena y que si alguien se aproxima a ellos con amor y con evidente voluntad de auxilio y ayuda, son bien recibidos.

Talvez estos gestos sean los que estén faltando de nuestras autoridades y nuestros políticos para adentrarse en el corazón de nuestros barrios-miseria y compartir sus necesidades y sus sueños.

Lo único indispensable es mostrarles amor y solidaridad y ya con eso comenzamos a ganarnos el corazón, la bondad y la generosa humildad de estos desventurados hermanos, hacinados y olvidados por todos allá abajo, en su propio submundo de desgracias y carencias.

10 respuestas a Los otros hoyos de la pobreza

  1. yanny dice:

    Gracias por dejarnos saber los dichosos que somos!!!! y en mi caso dejarme ver que soy un multimillonario por que puedo comer y vestir cuando y como lo quiera. Y gracias por dejarme ver la realidad de lo que en verdad es ser pobre y pasar trabajo. Espero que las autoridades de nuestro pais reconoscan ese problema y que mas persona como usted con el acceso y voluntad de ayudar lo sigan haciendo.

  2. alfredo dice:

    Si es muy lamentable esa situtiacion.. Alguien me puede decir por donde queda ese barrio? muchas gracias…Alfredo-Boston,USA

  3. fulgencio dice:

    Miguel lo felicito por ese articulo, yo conosco bien esos lugares y se que es asi como usted dice.
    Esas personas necesitan gente como usted.

  4. lola dice:

    Nada mas digo esto: no quieren metro pa eso si j millones y millones mientras q otras personas se estan muriendo, despues cuando el metro este lleno de ratones, ratreros, se llene de agua ahi e pa lante q vamos si mas palante a la miseria mientras otros son ricos

  5. Jose Guzman dice:

    Le felicito a usted y a su grupo por recordarse de esta clase de personas. Solo asi veran que hay ciertas cosas de la vida que no se resuelve desde los escritorios o una simple cuartilla. Como este cas hay miles en nuestro pais. Que solo son ‘visitados’ cuando hay campaña o algun lider le interesa algo. Sabes, los que podemos donar algo de nuestro tiempo en hacer felices, aunque sea por un tiempo breve, aquellos que nada tienen estsmos cumpliendo lo que Dios ha dicho “El que al pobre da a Dios empresta” y es lo que han hecho. Dios le recompensara en bendiciones lo que han hecho por aquellos mas desvalidos. Dios les bendiga. Y adelante, que es una obra hermosa y valiosa lo que hacen. Jose M. Guzman

  6. gildita dice:

    Duele leerlo, qué será verlo? Creo en el plan Divino, hay cosas que no entiendo, que la lógica o razón no me dicen nada y, en esos momentos, Dios ten misercordia. En esta semana oí a alguien, en un programa de radio que decía !necesitamos más corazones inteligentes y más cerebros amorosoa! Estoy de acuerdo, hay que sensibilizarse y solidarizarse con los que tienen menos oportunidades que nosotros.

  7. tmac dice:

    Esa gente vive en una situación extrema!!!

  8. luis dice:

    Excelente trabajo miguel , te felicito una vez mas. Este es el trabajo que el pueblo necesita , de los comunicadores serio como tu.

  9. “Talvez estos gestos sean los que estén faltando de nuestras autoridades y nuestros políticos…”, totalmente de acuerdo, pero también a la sociedad civil le hace falta BASTANTE hacer eso.

    Vivo en la Cd. de México y puedo decir, con toda seguridad, que aquí vivimos en dos mundos paralelos: pobreza y riqueza. Municipios con décadas de atraso frente a mundos completos de corporativos donde parece que la pobreza ni siquiera existe. La desigualdad es increíble. Y pasan años y años, y a nadie le importa.

    Creo que una sociedad civil organizada podría tender la mano para ayudar, y quizá, esto seria mucho más benéfico que esperar algo del gobierno…

    Enhorabuena por tus acciones.

  10. Además de pensar que tal vez son iguales a nosotros sólo, con menos oportunidades. Tendemos a pensar que los seres humanos a los cuales vemos como distintos, son eféctivamente distintos y no que les toco nacer con características diferentes, con menos o ninguna posibilidad de salir del hoyo en que se encuentran, pero a la larga, son intrinsicamente iguales a ti o a mi. En fin, un buen punto el que planteas. Un buen blog. Saludos, Patricia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: