Otra vez el Tungarahua

El Tungarahua siempre se oculta a la vista de los turistas que van a Quito y pretenden ver su imponente imagen desde la misma línea ecuatorial de la tierra.

Por lo general, la niebla lo cubre durante casi todo el ano, y salvo el caso de que erupte y lance destellos de fuego hacia el cielo, no hay maneras de visualizarlo de lejos en tiempos normales.

Tuve la suerte, sin embargo, de poderlo apreciar a la distancia, una tarde en la que iba con mi esposa Nancy al monumento que marca la división ecuatorial de la tierra. Si hubiese sido por mi, no hubiese estado atento a este detalle.

Pero fue nuestro chofer el que, sorprendido por la claridad del momento, detuvo el auto para que nosotros contemplasemos el volcán a la distancia, mas o menos 130 kilómetros. Nos dijo que era un privilegio, para cualquier turista, conocer el mas famoso y mortal volcán del Ecuador.

En efecto, nos detuvimos, tomé mi cámara y pude lograr par de fotos.

Pero el detalle que me impresionó fue el hecho de que, en una anterior erupción, toda Quito quedó sepultada bajo cenizas que se esparcieron a tan enorme distancia.

La ceniza provocó enfermedades, trastornos en la vida rutinaria, pero también tuvo sus ventajas.

Unos esposos, que prestaron sus amplios solares baldios para acumular la ceniza recogida por los camiones del cabildo, descubrieron que en las zonas impactadas por este material se cultivaban las flores mas hermosas y que la tierra otrora desolada era fecundada por este abono bienhechor. !Y se hicieron ricos vendiendo cenizas para todos los jardines de Quito!

Ahora el volcán Tungurahua está amenazando con volver a estallar y a derramar lava y cenizas sobre sus faldas.

La gente está, desde luego, atemorizada.

Pero talvez no tanto como los creativos que descubrieron la bondad de sus cenizas y que, de seguro, esperan ahora por una nueva cosecha.

Foto: fuente externa 

2 respuestas a Otra vez el Tungarahua

  1. tardor dice:

    Impresionante la foto del volcán. Todo un logro si señor.
    La foto es genial, tuviste suerte con la bruma.
    Un saludos.
    Muy interesante tu blog.

    Carlos
    tardor.wordpress.com

  2. arli dice:

    Que dicha poder viajar a la hermosa ciudad de Quito, yo tambien tuve el placer de estar por alla pero no fui tan agraciada de poder ver el Tungurahua en erupcion, le tengo envidia de la buena, talves cuando vuelva podre verlo.

    saludos

    ps. Es Tungurahua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: