Peligro para la prensa en Honduras

Honduras es un país a cuya prensa independiente se le pretende acallar o domesticar por distintas vías y los hechos recientes de asesinatos y acosos a periodistas constituyen la mejor prueba.

El propio presidente de ese país, José Manuel Zelaya, en una descarnada muestra de resentimiento y hasta de intolerancia, compareció ante la última asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa a denunciar una especie de conspiración de los medios impresos, bastante críticos de su gestión.

Él pretende, por lo visto, que los medios se conviertan en una caja de resonancia de los actos de su gobierno y les ha advertido que no permitirá que continúe ese estado de cosas, como si acaso la misión de la prensa libre fuese la de subordinarse a todos sus caprichos en un momento en que llueven quejas por los tantos viajes improductivos que realiza al exterior y por su pobre desempeño gubernamental.

Mientras hablaba ante la SIP, los periodistas hondureños guardaban luto por el vil asesinato del periodista y humorista Carlos Salgado, de Radio Cadena Voces, un persistente critico de los actos de corrupción del gobierno. En los días previos, varios reporteros de la estación habían denunciado amenazas de muerte y vigilancia activa sobre sus vidas.

Un mes antes de este episodio, que ocurrió a las puertas de la estación, otro periodista, Giovanny García, de la televisora Hondured, fue atacado a balazos y sobrevivió al atentado. No obstante estos temerarios y sangrientos ataques, el director de Radio Cadena Voces, Dagoberto Rodríguez, tuvo que abandonar Honduras con toda su familia, tras recibir una llamada de oficiales de la Policía de que se intentaba perpetrar un plan para asesinarlo en las próximas 72 horas.

No le quedó mas remedio que decidir entre la protección de su vida y la de su familia o la de enfrentar el claro designio de sus enemigos en un país donde las garantías no solo para la integridad de las personas sino para el libre ejercicio del periodismo son casi inexistentes.

Dagoberto Rodríguez, que ya había experimentado el terror de sucesivas persecuciones y continuas vigilancias de desconocidos, optó por seguir el camino del exilio, una vía que numerosos periodistas latinoamericanos han transitado en los últimos meses para eludir la muerte inminente, para escapar a la asfixia inducida por las fuerzas intolerantes enquistadas en sus poderes públicos o para buscar otros espacios desde los cuales puedan seguir ayudando a que la libertad de expresión no perezca en el continente.

Estos episodios obligan a la prensa independiente a mantener la guardia en alto y a resistir todos los embates de los gobiernos o las fuerzas oscuras que pretenden acorrararla y desviarla de su misión fundamental.

EL AUTOR ES MIEMBRO DE LA COMISIÓN CONTRA LA IMPUNIDAD DE LA SOCIEDAD INTERAMERICANA DE PRENSA Y DEL COMITÉ EJECUTIVO DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE PERIÓDICOS (WAN)

Una respuesta a Peligro para la prensa en Honduras

  1. soraya dice:

    hola yolo que lepido alpersidete 2 cosa que le ponga mano dura alos ladrones y que de mas trabajo porq uno sale del pais porq ayanose poedebibir yega aeste pais credo que sera mejor y leba mas peor todabia porq deja los mas seres que ridos que son sus hijos toda la familia mas majines que si uno seba para honduras tiene miedo delo q lomate por cren que uno seba destespais porq tiene dinero si uno seba es porque yanose poede bibir ya aqui espero que node mi coreo al publico grasia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: